Aprende a identificar y a gestionar tus propias emociones

emotions-371238_960_720

La Inteligencia Emocional podría definirse como la capacidad que tiene una persona de manejar, entender, seleccionar y trabajar sus emociones y las de los demás con eficiencia y generando resultados positivos.

Es frecuente caer en el error de confundir inteligencia emocional con empatía y entender ambos conceptos como sinónimos. Por lo que hay que tener en cuenta que la empatía es sólo una de las partes que conforman la inteligencia emocional.

Para Goleman (1995: 43-44) las cinco vertientes que componen la inteligencia emocional son:

AUTOCONOCIMIENTO: Capacidad para tener conciencia de las propias emociones; reconocer un sentimiento en el momento en que ocurre.

AUTOCONTROL: Habilidad para controlar los impulsos, filtrar aquello que no debemos decir y expresar lo que queremos en la forma adecuada.

MOTIVACIÓN: Encaminar las emociones y la motivación consecuente, hacia el logro de objetivos es esencial para prestar atención, automotivarse, manejarse y realizar actividades creativas.

EMPATÍA: Competencia para reconocer las emociones de los demás y ponerse en el lugar del otro.

MANEJO DE LAS RELACIONES: Capacidad para relacionarse sanamente, respetando a los otros y haciéndose respetar.

Lograr el dominio de tus emociones y sentimientos te ayuda a tomar decisiones más asertivas, que bajo la influencia del enojo, ira, tristeza, muchas veces resultan erróneas.

En este artículo vamos a centrarnos en cómo aprender a identificar y gestionar nuestras emociones. Para ello se llevarán los pasos siguientes:

PARA IDENTIFICAR QUE ALGO NOS ESTÁ AFECTANDO

  • Estar aburridos constantemente.

  • Humillar a la gente, con “bromas” que les molestan.

  • Ver que la gente nos evita.

  • Encontrarle defectos a casi todas las cosas o personas.

  • Estar deprimidos, desganados, sin energía o apáticos, con frecuencia.

  • Tener molestias físicas, problemas para dormir, etc., sin que sean resultado de alguna enfermedad o medicina que estemos tomando.

  • Dedicarnos a alguna actividad en exceso, como comer, trabajar, comprar, hacer ejercicio, ver televisión, etc.

PARA GESTIONAR LAS EMOCIONES

  • Acepta que las emociones negativas nos sirven para saber que algo no va bien.

  • Reconoce que algo en nuestro interior o exterior, nos molesta, disgusta o nos hace sentir mal.

  • Retírate de las personas o las situaciones con las que estás molesto, decepcionado, triste, etc., hasta que tu frustración disminuya un poco, de esta forma evitarás conflictos innecesarios.

  • Aprende a controlar tu respiración y tensión muscular (Relajación progresiva de Jacobson y respiración diafragmática).

  • En lugar de enfocarte en el problema, piensa en las soluciones que le puedes dar.

Autora: Sofía Alonso Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s