Relajación progresiva de Jacobson

beach-394503_960_720

RELAJACIÓN PROGRESIVA DE JACOBSON

Según Jacobson (1938), la relajación progresiva consiste en:

  • El sujeto adopta la posición de decúbito dorsal, para así quedar inmóvil y tranquilo unos minutos antes de la sesión.
  • Se comienza a trabajar con el miembro superior.
  • Se le indica al sujeto que flexione el antebrazo sobre el brazo, contrayendo fuertemente la musculatura.
  • Entonces se le pide que presente atención a la sensación, lo que siente en la parte anterior del brazo, mientras sus músculos están contraídos.
  • Después se va indicando que vaya relajando los músculos, hasta dejar caer su antebrazo y que el individuo note cómo desaparece la tensión anterior.
  • El estado de relajación se debe mantener durante veinte segundos.
  • Posteriormente se repite un par de veces el mismo procedimiento anterior.
  • Cada momento de relajación debe estar sin movilidad, intentando relajar cada vez más los músculos flexores.
  • La contracción de los bíceps debe ser cada vez más débil.
  • Finalmente, debe encontrarse en estado pasivo atendiendo sólo a la más pequeña sensación de tensión muscular.

Este procedimiento se lleva a cabo con todos los músculos de los miembros superiores, del segmento distal al proximal, y luego de la misma forma de los miembros inferiores.

Por último se contrae los músculos faciales.

Puede apuntarse que para la práctica de este tipo de relajación, podemos adoptar varias posturas, siendo las más adecuadas las siguientes:

  • Acostado/a boca arriba con la cabeza un poco echada hacia atrás, para facilitar la respiración y con las manos apoyadas sobre la superficie sobre la que nos acostemos.
  • Sentado/a en la posición que denominaremos de cochero o <<conductor de carro>>, es decir, con los brazos apoyados sobre los muslos, que permanecerán un poco abiertos en V, de manera que las manos no encuentren apoyo completo. La cabeza no la echaremos hacia atrás ni hacia adelante, sino en continuidad de la columna vertebral, también sin apoyo (Ramírez Cabañas, 2003).

Jacobson (1938) hizo uso de una técnica llamada electromiografía que servía para medir la tensión muscular demostrando que la relajación progresiva tiene un efecto directo sobre la liberación de la tensión. Demostró además el efecto indirecto de dicha relajación sobre los niveles de angustia y que, a través de la mediación del cerebro, facilitaba la dominancia parasimpática.

Autora: Sofía Alonso Díaz

Anuncios

Un comentario en “Relajación progresiva de Jacobson

  1. Pingback: Aprende a identificar y a gestionar tus propias emociones | Psheda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s