Diferencia entre tristeza y depresión

black-and-white-1283748_960_720

Es común escuchar en el lenguaje cotidiano cosas como “estoy depresivo” cuando nos encontramos en un estado de “bajón” o tristeza. Hay que tener en cuenta que la depresión y la tristeza son dos conceptos distintos y que abarcan a cosas diferentes. Es cierto que en el estado depresivo puede predominar la tristeza, pero no deberíamos usarlos como sinónimo, ya que no lo son.

Antes de mostrar la diferencia entre ambas, uno de los principales puntos a tener en cuenta es que la tristeza no se puede medir, cada persona pasa por un periodo de tristeza distinto y el dolor en ese momento no es el mismo en cada individuo. Pero aunque la tristeza no puede medirse, sí se puede medir sus síntomas ()e identificar hasta qué punto la emoción lleva al sujeto a actuar de una forma u otra.

TRISTEZA

La tristeza es una respuesta emocional proporcionada ante acontecimientos inesperados, amenazantes o desagradables. Ésta suele ser transitoria y su nivel de intensidad es proporcional a las circunstancias que se nos presenten. De igual forma la tristeza cuando es desmesurada, no acorde a las circunstancias y el individuo se encuentra incapaz de afrontar su día a día podemos empezar a hablar de síntomas depresivos.

Lo que origina la tristeza depende de cada persona y cada momento concreto pero, algunos ejemplos muy válidos serían:

  • La decepción, cuando se han creado unas determinadas expectativas y éstas no se ven cumplidas;

  • Cuando la vida nos lleva a situaciones dolorosas en las que perdemos a personas que han tenido un lugar importante en nuestra vida,

  • Tristes incluso cuando el sufrimiento no es nuestro pero alguien de nuestro alrededor está pasando un mal momento.

DEPRESIÓN

“La depresión es un trastorno del estado de ánimo, que se traduce en un estado de decaimiento y claudicación psicológica y biológica del paciente importante y continuado, y se manifiesta a través de síntomas psíquicos (pudiendo aparecer desinterés, tristeza, desmoralización, disminución de la autoestima…) y somáticos (pudiéndose presentar en forma de pérdida del apetito, disminución del peso corporal, astenia, alteraciones del sueño con periodos de insomnio y de somnolencia, etcétera).

A la hora de realizar un diagnóstico correctamente se ha descartar los episodios de tristeza pasajera o frustración, que se consideran como una reacción natural de la persona ante acontecimientos negativos como las situaciones de duelo por la pérdida de un ser querido u otras como divorcios o separaciones; aunque si se prolonga más allá de los seis meses o es tan importante que llegue a incapacitar puede desembocar en lo que clínicamente se conoce como una depresión mayor” (Webconsultas.com).

Autora: Sofía Alonso Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s