CÓMO AFECTAN LA DECORACIÓN Y EL ORDEN DEL HOGAR A TU ESTADO DE ÁNIMO

desk-1081708_960_720.jpg

Al igual que pasa con los colores que nos rodean en nuestra casa, la distribución, la decoración y el orden afectan también a nuestro estado de ánimo. Ya en el anterior post se hacía mención a cómo era de importante el hogar para nosotros:

“Nuestro hogar, ese lugar donde buscamos la calma, el descanso y la tranquilidad después y antes de salir a ese mundo estresante que nos rodea, o buscamos cargarnos de energía y fuerza para afrontar el mundo que nos espera. Ese lugar familiar donde nos sentimos protegidos y que por mucho ruido que haga fuera, dentro se conoce el silencio o nuestro ruido, pero ese ya no nos molesta. Son muchos los momentos y las horas que uno puede permanecer en su hogar, por eso es entendible que uno quiera sentir “su zona” como la más reconfortante.”

Y también subrayando las preguntas que se hacían en el anterior artículo y teniendo en cuenta el título de esta entrada: ¿Qué de importante sería la distribución, la decoración y el orden de nuestro hogar para mantenernos cómodos en él?¿Puede afectar todo esto a nuestro estado de ánimo?¿Y a nuestras emociones?.

Para muchos la decoración es una forma de liberar el estrés, de aplacar los ánimos, de desarrollar la creatividad y de expresar sus sentimientos.

El tener pequeños rincones por la casa exclusivamente dedicados para nosotros, como un rincón de lectura, una terraza para desayunar o escuchar música, etc., nos ayuda a evadirnos por momentos del mundo y centrarnos sólo en nostros mismos, sin pensar en nada más. Los elementos naturales como las plantas, las piedras, la tierra, el agua o las texturas que recuerden a la naturaleza ayudan a sentirnos tranquilos y a estimularnos para la mejora del estado anímico.

Los niveles de iluminación pueden ejercer un enorme impacto sobre nuestro estado anímico. Si nuestro dormitorio está lleno de aparatos electrónicos emisores de luz, deberíamos considerar la posibilidad de deshacernos de algunos de ellos y sustituirlos por alguna pequeña lámpara o incluso velas. Por otro lado, también debería tenerse en cuenta la altura de los techos ya que se supone que los techos altos incitan a la dispersión, ya que la sensación de más espacio implica una dosis de liberación. Por el contario, los techos bajos dan la sensación de mayor encierro, que para la concetración podría ser beneficioso.

Siguiendo con la distribución de nuestra casa y la decoración, es importante destacar que es muy beneficioso que en una casa haya mucha luz natural, ya que optimizarás el consumo de energía y conseguirás renovar la vitalidad de tu casa.

En cuanto al color de los muebles y las paredes, ya en uno de los post anteriores hablaba de cómo afectaba los colores al estado del ánimo. Por lo que debemos decorar según las necesidades individiduales de cada uno, ya que habrá personas que necesiten una dosis de energía y para ello se rodeará de colores vivos y otras personas necesiten tranquilidad y sosiego y para ello escogerá colores más neutros y cálidos. Para saber cómo afecta los colores a las emociones y al estado de ánimo haz click aquí.

Haciendo alusión a la distribución de los muebles dentro de nuestro hogar, generalmente los muebles deberán ir en armonía con el resto de la casa. Principalmente que no obstaculicen ni el paso, ni la entrada de luz.

¿Y el orden? ¿También afecta a nuestro bienestar? Sí y mucho. El desorden y la falta de organización higiénica en una casa se relaciona con el caos y éste influye notablemente en tu vida, se ha demostrado que genera cansancio y fatiga a nivel físico y mental, incluso puede llegar a afectar en las relaciones interpersonales. El desorden generalmente hace sentir incomodidad e intranquilidad.

Entonces podemos llegar a la conclusión según lo leído hasta ahora en este artículo, que el mantenimiento del orden e higiene en nuestra casa, una distribución armónica y una decoración ajustada a las necesidades que tengamos, puede afectar notablemente a nuestro bienestar emocional y anímico.

Pero…¿Y al contrario? ¿Puede afectar nuestro estado anímico y nuestras emociones al orden, la distribución, la limpieza y la decoración de nuestras casas? ¿Puede una casa describir cómo es o cómo se encuentra una persona emocionalmente? La respuesta es sí, pero de eso hablaremos en otro artículo…

Si te ha gustado el artículo (espero que sí), no olvides compartirlo con tus amig@s en tus diferentes redes sociales, puedes hacerlo copiando enlace o desde las pestañas de esta misma entrada. Si quieres seguir leyendo mis próximos artículos, no olvides seguirme en facebook, twitter o linkedin, para que así puedas ver cualquier actualización del blog.

Autora: Sofía Alonso Díaz

Anuncios

3 comentarios en “CÓMO AFECTAN LA DECORACIÓN Y EL ORDEN DEL HOGAR A TU ESTADO DE ÁNIMO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s