Síndrome de Münchhausen por poderes. Un tipo de maltrato infantil

244H.jpg

Es difícil imaginar que los padres puedan provocar a un niño daños de tal magnitud como para causarle la muerte. El mensaje cultural habitual es que los niños son queridos por sus padres y que la familia es el lugar donde mejor podrían vivir. En la mayoría de los casos, estas ideas son verdaderas. Desgraciadamente, para un número considerable de niños el maltrato y abuso proviene de las personas que podrían cuidarlos y protegerlos. Como profesionales y como seres humanos tenemos que conocer esta realidad y estar atentos a ella. Una forma de abuso muy difícil de diagnosticar, y cuya frecuencia se desconoce, es el cuadro conocido como síndrome de Munchausen-por-poder.

El Síndrome de Munchausen por poderes (SMP) constituye una forma de Maltrato Infantil de alto riesgo, de difícil diagnóstico, que a menudo pasa desapercibido durante semanas, meses e incluso años. Graves complicaciones e incluso la muerte pueden derivarse del mismo. Constituye una forma peculiar de maltrato en el que uno de los padres -generalmente la madre- simula la existencia o provoca síntomas o signos en el niño con el objeto de buscar asistencia médica y maniobras diagnosticas o terapéuticas costosas o de riesgo.

Suelen mostrarse ante los demás como madres preocupadas por el bienestar de sus hijos y dedicadas a ellos. Tienen una necesidad muy intensa de relacionarse con el personal médico y los hospitales y utilizan a su hijo para obtener este contacto. En el hospital se implican activamente en el cuidado del niño, no abandonan el hospital y suelen establecer buenas relaciones con el personal sanitario. Rara vez reciben visitas del exterior, incluyendo al padre de estos niños, que apenas se implica en la salud de su hijo y suele permanecer ausente. No es extraño oírlas escuchar historias de accidentes como incendios en sus casa, robos, etc., muchas veces extravagantes o exageradas, de gran dramatismo.

A menudo estas madres tienen conocimientos médicos y en ocasiones ejercen profesiones relacionadas con la medicina o el cuidado de enfermos. Suelen relacionarse con los demás de forma superficial y tienen pocas habilidades sociales, excepto cuando se trata de temas médicos.

Autora: Sofía Alonso Díaz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s